Así fue la segunda edición de Letras por la Ciencia

A causa del contexto socio-sanitario actual, la segunda edición de “Letras por la Ciencia” se reconvirtió en un proyecto participativo con el objetivo de concienciar sobre la importancia de la investigación de las enfermedades genéticas que causan pérdida de visión.

Letras por la Ciencia

En 2019, coincidiendo con la festividad de Sant Jordi (23 de abril), fecha declarada Día Internacional del Libro, Fundación IMO puso en marcha “Letras por la Ciencia”, una iniciativa cuyo objetivo es unir el mundo de las letras con el de la ciencia para combatir la ceguera.

La primera edición consistió en una lectura patrocinada de relatos relacionados con la visión en un sentido amplio. Gracias a la colaboración altruista de marcas patrocinadoras y de particulares, se recaudaron más de 7.000€, que fueron destinados al proyecto de investigación del gen ABCA4. Las mutaciones de este gen son causantes de varias distrofias de retina, una serie de enfermedades hereditarias raras que causan diferentes tipos de ceguera.  

Segunda edición de "Letras por la Ciencia"

Debido a las circunstancias especiales que nos acontecen en este 2020, hemos tenido que adaptar la iniciativa: la segunda edición de “Letras por la Ciencia” ha dejado de tener un objetivo recaudatorio para convertirse en un proyecto participativo, que conciencie al mayor público posible de la importancia de la investigación de las enfermedades genéticas que causan pérdida de visión. 

La edición 2020 de “Letras por la Ciencia” ha consistido en un reto literario a través de las redes sociales. Los participantes del reto tenían 1 semana para escribir una obra literaria propia (un relato, un cuento, una poesía) sobre la mirada, con un máximo de 1000 caracteres (incluyendo espacios), subirla a nuestra página web y viralizarla entre sus contactos para conseguir el mayor número de votos entre el 23 de abril y el 3 de mayo.  

Se crearon dos categorías para ampliar la participación a todas las edades: categoría infantil (hasta 12 años) y adultos. En total, sumamos 29 obras literarias originales, que hablan sobre lo que vemos, lo que sentimos al mirar y todo aquello que no podemos contemplar, ilustrando la enorme diversidad de formas de ver que existen. Una vez cerrada la fase de admisión de obras, empezó el período de votaciones, durante el cual los visitantes a nuestra página web pudieron votar por sus creaciones preferidas y compartirlas con sus amigos y familiares. Entre todas las obras, conseguimos un total de más de 760 votos, y la iniciativa alcanzó a más de 3.000 personas, que visitaron nuestra página para presentar su obra, leer los demás relatos y apoyar a sus favoritos.

Obras premiadas

La obra más votada de la categoría adultos fue la de Juana María Cantos Sánchez, con 187 votos. A través de sus palabras, la autora nos invita a reflexionar sobre cómo vivimos y a apreciar la vida.

Mi alma tiene prisa

Mi alma tiene prisa.... Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora.  Me siento como aquel niño que ganó un paquete de dulces; los primeros los comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocos, comenzó a saborearlos profundamente. Mi tiempo es escaso. Quiero la esencia de una mirada. Sin muchos dulces en el paquete. Quiero vivir al lado de gente muy humana. Que mira hacia delante. Que no se considere electa, antes de hora. Que no huya de sus responsabilidades. Que defienda la dignidad humana. Y que desee tan solo andar del lado de la verdad y la honradez. Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena. Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón con solo mirarte, tengo prisa. Pretendo no desperdiciar parte alguna de los dulces que quedan, estoy segura que serán más exquisitos que los que ahora he comido.TENEMOS DOS VIDAS Y LA SEGUNDA COMIENZA CUANDO TE DAS CUENTA QUE SOLO TIENES UNA.

El ganador de la categoría infantil, Alexis Sánchez Delgado, escribió desde México un cuento que habla sobre la forma en que percibe el mundo:

Un mundo de sonidos y colores

Alex, el niño que vivía en un mundo de finos sonidos y color gris, buscaba un mundo de colores donde poder imaginar, tocar y oír (...). Por sus distintas acciones y emociones, las personas solían discriminar al niño, haciéndolo sentir triste y desanimado. Pero él no se rindió y siguió en busca de un mundo de color, lo que le llevó a donde más niños buscaban un mundo de color. Y no solo eso, también encontró a jóvenes y adultos. Algunos estaban en proceso buscándolo, y algunos ya lo habían encontrado (...) Le dijeron que buscaban un mundo de aceptación, integración y respeto para todas las personas con discapacidad visual, y para más personas con capacidades diferentes, para tener un mundo mejor que brille de colores. Y así fue como Alex nunca más se sintió solo y triste.

Alexis y Juana recibirán un obsequio, compuesto por una ilustración hecha a mano e inspirada en su obra, una exploración oftalmológica en IMO y un lote de merchandising de Fundación IMO.

Agradecimientos

Pese a no tener experiencia previa en este tipo de concursos, fuimos capaces de organizarlo en un tiempo récord gracias a la implicación de todo el equipo de Fundación IMO, quienes se alejaron unos días del laboratorio para convertirse en programadores, comunicadores y community managers, y del apoyo de voluntarios. También queremos compartir parte de este éxito con Easypromos, quienes nos han ofrecido un apoyo incondicional, incluso en días festivos, para que pudiéramos lanzar la iniciativa a tiempo.   

Y por supuesto, queremos dar las gracias a todos los participantes y a las personas que han participado en la votaciones. Con vuestra ayuda, hemos conseguido que más personas conozcan la labor de Fundación IMO, a favor de la mejora de la visión y la calidad de vida de las personas a través de la investigación, la docencia, la prevención y la acción social.